Portada » ¿Sabías que la temperatura axilar no es exacta?
Curiosidades

¿Sabías que la temperatura axilar no es exacta?

cuadro
A la temperatura axilar debes sumarle 0,5°C del valor que marca el termómetro para una mediación más exacta

Es la manera más práctica, cómoda y segura de tomar la temperatura, aunque la menos exacta. La temperatura axilar (debajo del brazo) suele ser la preferida por los padres, sobre todo en el caso de niños inquietos o que no pueden sostener el termómetro en la boca, pero no es tan precisa como la rectal o bucal.

De allí que, independientemente si el termómetro es digital o de mercurio, los especialistas recomiendan sumar 0,5°C a la temperatura que marque el termómetro para tener un valor más exacto. Es decir, si el termómetro marcó 37,5°C + 0,5°C = 38°C es el valor que debes tomar en cuenta.

Y es que usualmente la temperatura axilar es inferior a la que se toma en la boca, en el recto o en el oído; debido a que el termómetro no está dentro de una parte cálida en el cuerpo. Generalmente, la temperatura axilar normal está un grado por debajo de la oral que es la tomada debajo de la lengua. Y puede estar hasta dos grados por debajo de la rectal. 

Otros consejos

Ya sea que utilices este método u otros (temperatura rectal u oral), no hacerlo inmediatamente después de un baño o si ha estado muy abrigado, ya que los niveles que marque el termómetro pueden no ser demasiados certeros. También es aconsejable desinfectar el termómetro, antes y después de usarlo, con una solución antiséptica.

Pasos para medir la temperatura axilar 

  1. Lo primero, es quitar la ropa de la parte superior del cuerpo y colocar el termómetro en la axila. El termómetro solo debe estar en contacto con la piel, no con la ropa, por eso se aconseja quitar todas las prendas.
  2. Si es invierno y no queremos desabrigar, debemos controlar muy bien que la punta del termómetro toque solo la piel de la axila. Sino la medida que obtengamos puede ser falsa.
  3. La axila siempre debe estar bien seca al momento de colocar el termómetro.
  4. Luego de ubicar correctamente el termómetro en la axila, doblaremos el brazo que tiene el termómetro en forma de cabestrillo, contra el pecho y lo sujetaremos con firmeza.
  5. Aguarda 3 a 4 minutos, retira el termómetro y lee la temperatura que marca. Recuerda que para hacerla más precisa debes sumarle 0,5°C.