Portada » Beneficios de escuchar música mientras trabajamos o estudiamos
Bienestar

Beneficios de escuchar música mientras trabajamos o estudiamos

La música siempre ha sido una gran compañía a la hora de trabajar o estudiar, sobre todo cuando necesitamos bastante concentración. Escuchar nuestra música favorita puede motivarnos, inspirarnos y mantenernos de buen humor para hacer nuestras actividades; por eso, seguramente tenemos a ese amigo que dice que puede estudiar o trabajar al ritmo del rock and roll, el reguetón y hasta la salsa. Pero bien sabemos que lo más recomendable, en el caso de que te guste la música para tus horas laborales, es la música instrumental, que motiva la relajación, la imaginación y, por lo tanto, la concentración.

En varias ocasiones, la ciencia ha demostrado los múltiples beneficios de la música para nuestro cerebro, específicamente porque ayuda a mejorar nuestro estado de ánimo, estimular nuestra creatividad, controlar la ansiedad y hasta conciliar el sueño. Por ello, el tema de la música relacionado con tareas laborales o estudiantiles ha sido motivo de estudio para comprobar su aporte en la motivación, concentración y aprendizaje.

música

La música ha sido una de las mayores recomendaciones para las mujeres embarazadas y los procesos de aprendizaje infantil, puesto que estimula el área cognitiva y motora de los niños. Bien sabemos que la música es procesada por nuestro cerebro creando efectos, reacciones, imágenes y recuerdos que activan las zonas de aprendizaje y refuerzo de la memoria.

También te recomendamos: Formas de relajar al bebé antes de dormir.

Escuchar música no solo ha sido recomendado para la infancia o la vida adulta respecto a lo que estamos conversando de la concentración, además ha sido considerada una terapia que muestra avanzados resultados en pacientes con depresión o en adultos mayores que padecen Alzheimer. Así que no esperemos más: armemos nuestra lista de canciones y que la música nos acompañe en nuestra rutina diaria.

Tips para escuchar música durante tu actividad

-Lo ideal es crear nuestras propias listas de reproducción, con los temas musicales que identifiquemos que más nos ayudan a concentrarnos.

música

-Elaborarlas con una duración aproximada de 90 minutos cada una, de manera que no tengamos que parar nuestra tarea para colocar otra canción y, por lo tanto, distraernos.

-Haz que dicha lista sirva de temporizador de la actividad, es decir, que al terminar paremos y descansemos algunos minutos, hagamos algún ejercicio de estiramiento, merendemos o hagamos algunas respiraciones profundas, antes de continuar.

No dejes de leer: La manera más fácil de aprender música.

-Si trabajas o estudias en un espacio para ti solamente, puedes utilizar cornetas y escucharlas a bajo volumen. Si compartes el espacio con otros compañeros, lo mejor es optar por tus audífonos.

Algunas recomendaciones musicales

Ya te contamos algunos beneficios de la música, y te recordamos que lo más recomendable es la música instrumental y suave si queremos concentrarnos, sin embargo, entendemos perfectamente si puedes hacer tus actividades laborales con otro tipo de temas; así que te daremos algunas recomendaciones generales:

-Escucha tu música favorita: Haz tu lista de reproducción con los temas o discos que sientas que te dan alegría y motivación, así las cantes un rato mientras trabajas o, mejor aun, que a pesar de sus letras estés perfectamente convencido de que te puedes concentrar. Dile adiós a las canciones tristes o que sus letras te lleven a desconcentrarte pensando en otros asuntos.

música

-Tus canciones favoritas, pero instrumentales: Si definitivamente te gustan demasiado algunos temas o artistas específicos, pero en vez de trabajar o estudiar comienzas a cantar sin parar, una buena opción es que descargues tus canciones favoritas, pero en versiones instrumentales, sin voces de fondo.

music

Soundtracks de películas: Música y seguramente algunos ruidos de escenas, pero sin voces. Las bandas sonoras de las películas suelen ser una gran opción para escuchar de fondo a la hora en que necesitamos concentrarnos, porque sus niveles de volumen son variados, así como la intensidad de sus ritmos. Aquí te dejamos algunas famosas que puedes probar:

-Música clásica: La recomendada por excelencia es la música clásica de los grandes compositores: Mozart, Beethoven, Haydn, Schubert, Brahms, Berlioz, Tchaikovski, entre otros.

-Sonidos de ambientes naturales: También puedes crear tus listas de reproducción o escuchar composiciones de sonidos de ambientes naturales, por ejemplo, las olas del mar, ruidos del bosque, canto de pájaros, riachuelos, etc. Son sonidos que aportan mucha tranquilidad y nos transportan a dichos ambientes que nos harán concentrarnos más en nuestras labores.